En la imágen que os ponemos a continuación os explicamos los típicos problemas leves y severos, según el tacón que usamos.